Últimos temas
» El taller de un Halcón
Miér Jul 12, 2017 7:22 pm por Alcotán

» Ficha de Falconfrost/Alcotán
Miér Jul 12, 2017 7:10 pm por Alcotán

» Un halcón llego volando
Miér Jul 12, 2017 6:34 pm por Alcotán

» Proyecto: Medallas
Jue Mar 30, 2017 9:18 am por Zarpa Espinosa

» ¡Una pluma ha arrivado!
Sáb Nov 26, 2016 5:43 pm por Estrella de Turón

» Antes de que llegue (game)
Sáb Nov 05, 2016 11:38 pm por Estrella de Turón

» El Manto de Estrellas {Asamblea}
Sáb Nov 05, 2016 11:33 pm por Estrella de Turón

» Nerón se presenta
Sáb Nov 05, 2016 11:29 pm por Estrella de Turón

Afiliados Élite (03/40)
Hermanos (00/05)
Directorio (00/10)
© HARDROCK

Ángela | ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ángela | ID

Mensaje por Ángela el Sáb Sep 24, 2016 11:47 pm

Ángela

   Nombre Actual: Ángela
   Significado del Nombre: Nombre obtorgado por sus antiguos dos patas.
   Nombres Anteriores: --
   Nombres a Continuación: Hazelflower / Flor de Avellana
   Edad: Doce Lunas
   Genero: Femenino
   Clan: --
   Rango: Solitaria
   Relativos: Padre y madre - Desconocidos
Padre adoptivo - Diluvio - Npc Fallecido
"Los ojos atraviesan todo"

   --DESCRIPCIONES--

   Estadísticas:
   Fuerza:
   Defensa: ✦✦✦
   Velocidad: ✦✦
   Vida: ✦✦✦✦✦✦ = 30PS

Aspecto fisico:

   Descripción Física: Ella es una gata atigrada, de pelaje melado, tonalidades anaranjadas suaves y claras con ligeras líneas un poco más oscuras que se dibujan a través de su lomo hasta la cola y las patas. Su mentón es de un color claro, casi blanco mientras sus ojos son ambarinos  y fríos ante los extraños. Poseyendo una estatura y complexión igual a la media, la diferencia más notable es su alborotado pelaje. Mechones sobresalen del lomo pidiendo a gritos alisarse, consecuencias de una vida en la cual dejo de importarle los cuidados a su pelaje si no eran totalmente necesarios.

La gata parecería débil e inexperta en el combate, pero bajo esa figura casi demacrada, y debajo de ese pelaje alborotado se esconden unos músculos marcados y ligeras cicatrices casi invisibles si no se ven con suma atención. Resultados largas excursiones a los clanes cercanos en búsqueda de hierbas así como de batallas de las cuales prefería evitar, pero que no le importa recibir mordidas y arañazos si es para defender algo.

Aprovechando de resistir los ataques contrarios, esquivándolos y evitando cualquiera que apunte a sus zonas vitales, es una felina que busca minimizar las heridas que sufre mientras alarga la batalla lo más posible. Obviando el dolor que recibe en el proceso y atacar con rasguños y mordidas superficiales que realmente no causan mucho daño, pero desgastan al rival segundo a segundo o bien dándole a entender que sería una pérdida de tiempo el enfrentamiento. Algo que debes de tomar en cuenta si quieres desafiarla solo por no pertenecer a un clan de lleno de guerreros.

A pesar de su aspecto, no es una gata enferma sino que goza de total salud, este desaliño solo es resultado de un descuido en su aseo para ella meramente superficial.

   Personalidad: Terca y alegre en el pasado, se trataba de una gata llena de vida y que buscaba con curiosidad cualquier cosa que se le presentara, gustosa de aprender y sonreía ante toda nueva experiencia. Era sin dudas una gata que desbordaba felicidad, pero al crecer dejo de lado cualquier rastro de felicidad.

Se trata de una gata fría y calculadora que observa a todos con despreció, en especial a los clanes que una vez trataron con rencor ciego. Es terca al intentar conseguir lo que quiere y curiosa a partes iguales, siempre buscando aprender algo nuevo, ya siendo sobre gatos, costumbres o hierbas.  Puede ser difícil de tratar al principio pero si da su confianza a aquel que se la gana o simplemente al que no le ataque primero o intente expulsarla de algún territorio.
También se trata de una gata rencorosa, que puede recordar por lunas el daño causado por aquellos que le han herido con el tiempo o bien a las facciones que pertenezcan. Odia la violencia pero no le importa en lo más mínimo aplicarla si es necesario. A pesar de ello, ella no busca agredir gatos heridos ni dejarlos a su suerte, llegando a ser protectora con ellos y asegurándose de que mejoren, sobre todo con cachorros o veteranos indiferentemente de su origen.

No le gusta mucho ser ella quien lleve la conversación, más lo intenta si debe pero prefiere escuchar a los demás y suministrarle apoyo. Una vez has ganado su total confianza, ella recobra parte de su antiguo encanto como el ser feliz y alegre, sentimientos olvidados por las malas experiencias y a pesar de todo agradecer por ese pequeño trozo de felicidad que puedas otorgarle. Pero no te sorprendas si te olvida con rapidez, pues si dejas de mantener el contacto esta gata no buscara recordar a alguien por más amable que haya sido.

   Historia: Nacida y criada bajo en el lecho de una familia de los dos patas. Ángela creció bien a pesar de ser una cachorra frágil en sus primeras lunas. Aun sin tener conciencia plena del mundo que la rodeaba… fue bendecida con toda clase de lujos.
Los primeros recuerdos de Ángela pertenecen a un mullido nido, blanco y resplandeciente como la nieve. Siempre rodeada  de cosas curiosas, coloridas que las entretenían. Sus dos patas alisaban su pelaje día y noche, alimentándola tres veces y dándole las mejores comodidades. Sus días siempre estaban cargados de energía y no podía quejarse, ya que con el tiempo ella crecía. las lunas pasaban mientras la pequeña cachorra veía con tristeza poco a poco todo lo que tenía…y faltaba.

Ángela ya era lo suficientemente grande para andar fuera de su guarida de piedra. Con cuatro lunas empezó a explorar el basto mundo fuera de su hogar. Nunca había conocido campos verdes, o el sol sobre su cabeza. Correteaba y jugaba en los limites sin llegar a explorar más allá de estos.
Un día, un gato negro había aparecido de improvisto frente a su hogar. Ella se acercó a él con curiosidad y emoción, nunca antes había visto a un gato pero de alguna forma bastaba para despertar todo su interés. A simple vista parecía sereno pero curioso a la vez de demostrar una calma sin precedentes. Tras la caída del ocaso, ambos se despidieron y la felina apenas consiguió dormir esa noche. Tanta fue la emoción de conocer a alguien que solo con saber que existía, su mundo se había hecho más extenso. Sin darse cuenta, Orion se había convertido en su primer amigo.
Fue una sorpresa para ella encontrarse con el mismo gato azabache a la mañana siguiente. Más aprovecho para conocerlo, interactuar y jugar con él, escapándose de su propio territorio y recorrer los senderos más allá de su guarida. Ser perseguida por perros, gatos furiosos y horribles monstruos, todo ello se había convertido en una rutina para ambos.

Un día sin previo aviso, el felino se apareció lejos de su hogar, en silencio y se alejó. Desde ese día, él no había vuelto a visitarla. Día y noche ella le esperaba desde su lugar de reunión, aunque lloviese o el sol hiciese, ella esperó. Con el tiempo, una luna desde la desaparición del azabache había pasado y a pesar de la ayuda que intentaban mostrar sus dos patas, Ángela no consiguió mejorar y mucho menos aceptar el haber perdido a su mejor amigo.
Decidida en ir a rescatar y traer a su amigo de vuelta, la cachorra huyó de casa y corrió en dirección hacia el mismo horizonte que había visto por última vez a Orion.

Oscuros y estrechos senderos de piedra. Aromas putrefactos y nauseabundos. Lugares desconocidos y aterradores eran por los que cruzaba la felina, nunca antes se había alejado de su propio hogar y ciertamente ya no sabía cómo volver, ni podría nunca más. Siendo perseguida con odio y frenesí por varios perros, culpa de su descuido y poca cautela ante los caminos que nunca había pisado. Ángela apenas se enteraba de todo lo que ocurría, su mente se bloqueaba solo por el afán de sobrevivir, aun cuando ella ya no estaba siendo perseguida más, corría, corría hasta donde las patas le fallasen. Caída la noche y empezando a darse cuenta de su alrededor, la cachorra había descubierto que hace mucho había dejado la jungla de cemento y se encontraba en un mundo verde y desconocido. Durmió allí mismo, entre los árboles sollozando en silencio por lo que había perdido.
La mañana siguiente no fue mejor, puesto la felina se había topado con un grupo de felinos que la había despertado de su descanso. Eran mucho más grande que ella, había un par que parecían de su edad pero tenían un aroma un tanto peculiar y similar entre ellos. Pero antes de poder pedir ayuda a sus desconocidos congéneres, ellos maullaban y bufaban con echarla de su territorio. Arañando y mordiendo a la gata, no tuvo otra opción que escapar en la única dirección que le permitían avanzar.
Mientras intentaba escapar de ese bosque, cruzando un río poco profundo sin miedo a que se la llevase, terminó sin darse cuenta en una pequeña guarida que le recordaba a las de antaño. Dentro parecía un lugar seguro, con temor se adentró para encontrar un refugio entre las extrañas criaturas que allí habitaban. Volvió a ovillarse entre sollozos…añorando lo perdido.

Ángela no tardó en darse cuenta que ese lugar tampoco estaba libre de compañía gatuna, ya que en el interior de la guarida habitaba un viejo gato, Diluvio, el cual por alguna extraña razón no la saco a mordidas…sino que la acepto con suma amabilidad. Antes que lo supiera, había ganado una pequeña familia junto a ese viejo felino.

Las lunas pasaron sin prisas ni lentitud para la gata, seis de ellas en total, ya habiendo dejado su vida de cachorra y siendo consciente de su nuevo hogar. Ahora se trataba de una felina, muy diferente de aquella cachorra bien cuidada y de pelaje cepillado, su pelaje descuidado y una mirada fría se asomaba por su tez.
Había aprendido de Diluvio todo lo necesario para sobrevivir desde la cacería hasta el sigilo, rasgos que con el tiempo le ayudaban a pasar desapercibida en la mayoría de las ocasiones ante los guerreros del Clan del Río y Clan del Viento. La jerarquía de los clanes así como de poder aprovechar cada luna llena que ellos se encontraban en sus reuniones a lo lejos, pudiendo colarse en el territorio traer hierbas y alguna que otra presa ocasional.
Pero todo buen momento llegaba a su fin para Ángela, pues Diluvio ya estaba viejo y fue reclamado por el Clan Estelar que él creía, a pesar de ser un solitario. Ella ya lo sabía, él había sido un guerrero de alguno de los cuatro clanes que por ciertas razones, termino viviendo recluido.

Ya ha pasado más de una luna desde que Ángela comenzó a vivir en plena soledad, y apenas recordando su antigua vida y viendo con cierto brillo de odio al gato que la aparto de su felicidad. Esperando no volver a encontrarse con el que una vez fue su amigo, pues solo deseaba sacarlo de su vida para siempre.

   Otros Datos:
· Le gusta quedarse contemplando el manto estelar.
· Le gusta el aire frio de la noche.
· Es desconfiada con todos los clanes pero no tanto con solitarios, proscritos o mininos caseros.
· Añora a veces su vida tranquila de minina casera.
· Solo duerme de costado.
· Tengo permiso de Orion para odiarlo en la ficha.
avatar
Ángela
Solitaria

Mensajes : 14
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 06/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ángela | ID

Mensaje por Zarpa Espinosa el Dom Sep 25, 2016 8:16 am

Ficha Aceptada
avatar
Zarpa Espinosa
Admin

Origen : Clan de la Sombra
Mensajes : 72
Puntos : 817
Fecha de inscripción : 14/08/2016

Ver perfil de usuario http://dangerous-path.foros-activos.es

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.